Captar el rugido del motor


Se pueden fotografiar coches por puro amor a los vehículos, por coleccionismo o por pasión por la fotografía. O se puede ser aficionado a la fotografía e intentar utilizar a los coches como protagonistas de las composiciones. Sea como sea, hay algunas pautas que conviene conocer porque con ellas las fotos pueden mejorar considerablemente.

Es muy recomendable que planeemos la sesión con antelación eligiendo los fondos que mejor se adapten a nuestra idea. La belleza de un coche requiere de una fachada antigua o de un hermoso paisaje. En la elección del fondo hay que valorar que sea un emplazamiento donde no haya gente pasando que pueda estropearnos la toma. Asimismo, tenemos que considerar el punto de vista.